le cycle d’exploitation de votre entreprise

Utilice Esta Fórmula Para Determinar El Ciclo De Conversión De Efectivo De Su Compañía

Ejemplo de ciclo de efectivo…

ejemplo de ciclo de efectivo

Si usted compra y vende inventario por anticipado, entonces necesitará saber cuánto tiempo se tarda en convertir ese inventario en efectivo.

Esto es el ciclo de conversión de efectivo, y es fundamental para asegurarse de estar al día con el flujo de caja de su compañía.

¿Qué es el ciclo de conversión de efectivo?

El ciclo de conversión de efectivo (o CCE) le informa cuántos días se tarda su compañía en transformar sus compras de inventario en efectivo. Usted adquiere inventario de un proveedor, almacena dicho inventario, lo vende a un cliente por anticipado, les paga a sus proveedores, factura y cobra; luego obtiene el pago y devuelve el efectivo a la compañía.

El CCE es un indicador financiero de suma importancia ya que este le muestra el flujo de caja de su empresa y, por consiguiente, le muestra su capacidad de mantener activos de alta liquidez. Además es una medida que los prestamistas y otros proveedores de servicios financieros usarán para evaluar su posible nivel de riesgo.

El seguimiento de su efectivo mediante esta fórmula se hace en varias etapas que son:

  1. Compra de inventario, transporte y almacenamiento
  2. Pago de cuentas a los proveedores
  3. Ventas, cobros y recaudación de las cuentas por cobrar 


¿Listo para recibir financiamiento?

Get Started


¿Cómo calcular el ciclo de conversión de efectivo?

Hay tres números que usted necesitará para completar la fórmula básica del CCE, los cuales provendrán de sus estados financieros.

CCE = PCI – PCP + PCC

Veamos un poco más en detalle cada componente.

  • PCI: Período de conversión de inventario. Este es el período promedio (en días) durante el cual su compañía convierte su inventario en ventas. Cuanto más pequeño sea este número, mejor será.
  • PCP: Período en el que se difieren las cuentas por pagar. Este es el número de días que se tarda en saldar sus cuentas por pagar. Cuanto mayor sea este número, mayor es el tiempo durante el que puede conservar el efectivo; de modo que un PCP largo es mejor.
  • PCC: Período de cobro de las cuentas por cobrar. Corresponde al número de días que necesitará para recaudar los pagos por las ventas de ese inventario, una vez que se hayan hecho dichas ventas. De nuevo, cuanto más bajo sea este número, mejor será.

Así pues, el CCE es igual al número de días que se tarda en vender su inventario más el número de días que necesita para recaudar el dinero de sus ventas, menos los días que se tarda en pagar a sus proveedores.

Por ejemplo (Ejemplo de ciclo de efectivo): 

Keisha dirige una compañía de suministro industrial. Keisha siempre les paga a sus proveedores en 30 días. Ella conserva suficiente inventario a la mano para satisfacer 60 días de ventas y es buena en esta gestión. En promedio, sus clientes tardarán 52 días en pagar las facturas. Su fórmula CCE sería la siguiente:

CCE = 60 días – 30 días + 52 días

CCE = 82 días

El CCE de Keisha es de 82 días, lo cual significa que ella necesitará, en promedio, 82 días de capital circulante para convertir el inventario adquirido en efectivo.

El anterior es un ejemplo simplificado; para obtener resultados exactos, usted debe calcular su PCI, PCP y PCC, y hacer el seguimiento de estos mensual, trimestral o anualmente. Además, debe tener en cuenta el valor del dólar para el inventario y las ventas. 

Lo que el CCE le enseña y cómo ajustarse

El CCE le dará una indicación de su posición en términos de liquidez. Además, el CCE puede dirigir su atención hacia lo que está ayudando o impidiendo su flujo de caja. Dependiendo de los resultados, usted puede determinar áreas de atención inmediata que se puedan mejorar.

Cuanto más largo sea el CCE, mayor será el capital circulante que necesitará para la gestión de sus operaciones, lo cual puede constituir un desafío abrumador para muchas empresas. Por lo general, las compañías buscan reducir su CCE.

Para ello, puede que usted logre manejar mejor los niveles de inventario, obtener de sus proveedores plazos de pago más largos, mejorar sus procesos de recaudo o ajustar los plazos de pago que usted ofrece a sus clientes. Sin embargo, puede que estas medidas no siempre sean prácticas o que usted no desee tomarlas por diferentes razones.

En lugar de esto, usted puede recurrir al financiamiento de cuentas por cobrar — conocido también como «factoraje» — para reducir su CCE convirtiendo más rápidamente sus cuentas por cobrar en efectivo. Es ahí en donde nuestra compañía ha logrado ayudar a empresas a aumentar su flujo de caja. Mediante el factoraje, usted puede disminuir su PCC de manera eficaz, lo cual significa que recibirá el pago por sus ventas más rápido y que tendrá acceso a capital circulante sin tardar. De este modo, ese efectivo puede ser reinvertido en su compañía más rápidamente que si hubiera tenido que esperar el pago de todas sus facturas según los plazos normales.

También podría conseguir extender los plazos de pago a sus proveedores para reducir la porción PCC de la fórmula o utilizar una herramienta como el financiamiento de órdenes de compra con el fin de ayudar a compensar el hecho de que sus proveedores no le concedan plazos adecuados o ningún plazo. Al aumentar el número de días antes de tener que saldar sus cuentas por pagar, usted puede conservar efectivo en la compañía y aumentar eficientemente su capital circulante.

Sin embargo, el CCE por sí solo no puede ser un indicador completo de liquidez, ya que usted tendrá que calcular otras medidas de liquidez tales como el ratio actual y el ratio rápido para poder perfilar un panorama completo. Es posible que ya haya hecho estos cálculos, pero si aún no ha calculado su ciclo de conversión de efectivo, es hora de que empiece a contar y a hacer un seguimiento de los cambios conforme avanza el tiempo para lograr así una mejor gestión de su negocio.

Esta fue la primera parte de nuestra serie sobre el ciclo de conversión de efectivo. Estaremos escribiendo sobre las formas prácticas que existen para reducir su PCC y PCI, y extender su PCP. Además hablaremos sobre cómo los proveedores de servicios pueden utilizar el CCE cuando el «inventario» no se aplica a sus empresas.

A continuación: Aprenda las 7 tácticas financieras comprobadas que todo director de finanzas debe conocer.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *