Cinco señales de alarma de que su empresa no está funcionando

Por lo general, una empresa no empieza a desmejorar de la noche a la mañana. Hay señales de alarma que indican que una empresa presenta dificultades mucho antes de que la situación se vuelva crítica. Si usted logra detectar lo suficientemente a tiempo estos signos, podrá tomar medidas para mitigar y, con suerte, detener el descenso. Si se ignoran estos signos, se puede llegar al punto en que ya no sea posible dar vuelta atrás.

A continuación, presentamos cinco señales de alarma de que su empresa puede estar declinando.

1. Observe la actividad general

Una disminución de las ventas puede demorarse en manifestarse en los estados de cuenta y en el flujo de caja, y la continuidad de los negocios con los clientes existentes puede ocultar una reducción de nuevas ventas. Por eso es importante mantener el ojo abierto para detectar un debilitamiento general de la actividad mensual de la empresa. Su equipo de ventas puede, por ejemplo, tener menos citas de lo normal. O, usted puede haber notado que el teléfono suena con menor frecuencia que antes.

2. ¿Su personal cambia constantemente?

Un fuerte aumento del cambio de empleados puede ser signo de que algo anda mal. Puede que una falta de entusiasmo general o una insatisfacción con la remuneración sean la causa del problema, o bien el estilo de gestión. Fuera de los posibles culpables habituales, podría también ser signo de que sus empleados han notado algo que usted no. Si ellos ven la escritura sobre la pared, no se quedarán esperando hasta el final y, en lugar de ello empezarán a buscar nuevos empleos inmediatamente.

3. ¿Se está tardando más de lo acostumbrado en pagarle a sus proveedores?

No es raro tener que pagarles a los proveedores tarde de vez en cuando. Sin embargo, es mal signo que esto se convierta en una práctica normal, y si usted empieza a recibir notificaciones finales y solicitudes de pago, se levantará una gran bandera roja. Usted detectará la tendencia a tiempo si mantiene una constante vigilancia en su promedio de días para hacer el pago de sus cuentas por pagar.

4. Esté atento al flujo de caja negativo

Una aumentación constante del uso de sus fuentes de crédito es signo de que hay un problema de flujo de caja. Un alto uso de crédito significa que la empresa se sostiene con financiación y no con equidad e ingresos de ventas. La suma de financiación que usted utilice puede fluctuar cada mes, y un aumento gradual del uso de un sobregiro autorizado puede pasar desapercibido al principio. Pero, aun así, una dependencia creciente del crédito indica que hay un problema subyacente con la empresa.

5. Observe las tendencias de sus ventas

Otra tendencia que necesita un seguimiento con el transcurso del tiempo es el volumen de ventas. Un mes más bajo en ventas de lo habitual no es razón para entrar en pánico. Paro si hay una tendencia descendiente constante durante varios meses, entonces sí hay de qué preocuparse.

Es muy fácil para un empresario ver sus cuentas y ventas de color de rosa. A nadie le interesa ver que su empresa está en problemas, y este hecho puede ser difícil de aceptar. No hay que ignorar las tendencias preocupantes ni convencerse de que las cosas irán mejor el próximo mes. Tome cartas en el asunto ahora y así podrá tener mejor control de sus negocios en general.

¿En busca de más ayuda para mantener a su empresa con buena salud? Vea cómo evitar tres errores frecuentes de facturación.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *