Tax cut illustration

Ocho Deducciones Fiscales Que Usted Necesita Conocer Ahora Mismo

tax-deductions

Cuando llega la temporada de impuestos, todos deberíamos tratar de obtener algo en retorno, y las empresas no son la excepción. Las deducciones fiscales no salvarán a un negocio tambaleante del cierre de sus puertas, pero para el empresario astuto, dichas deducciones pueden marcar la diferencia entre un buen año y un excelente año.

Nota: Puede que las deducciones que se enumeran a continuación no sean reconocidas en su área. Consulte a un experto fiscal para obtener mayor información sobre los ahorros que puede generarle a su empresa gracias a una prudente planificación financiera.

1.    Haga contactos y obtenga deducciones

Recuerde que gastos tales como membresías a organizaciones profesionales son totalmente deducibles, de modo que nunca tendrá que tomar la dura decisión de escoger entre aprovechar la oportunidad de un cliente potencial o pagar una membresía anual que le permita asistir a eventos de establecimiento de contactos. Los honorarios y licencias profesionales también son deducibles.

2.    Interés inmobiliario

Si su empresa es dueña de un lugar físico o de algún bien inmueble, no olvide reclamar la cantidad total correspondiente al interés que pagó durante el año.

3.    Gastos de mantenimiento y reparaciones

Usted gasta dinero para mantener sus máquinas y equipos funcionando correctamente; a menudo, estas sumas también son deducibles. Solo tenga en cuenta que puede encontrarse con algunas excepciones si las reparaciones aumentan el valor del bien. Su contador debe señalar tales circunstancias.

4.    Comidas y entretenimiento

¿Va a encontrarse con un cliente? ¿Tiene un almuerzo de negocios? No es necesario que todo salga de su bolsillo. Reclame una deducción por comidas y entretenimiento equivalente al 50 % del monto que pagó por haber asistido a dichas actividades. Un almuerzo de un costo de 40 $ no parece gran cosa, pero durante el transcurso del año va totalizando más de lo que imagina.

Truco: Antes de levantarse de la mesa, escriba en el respaldo del recibo con quién estuvo y cuál fue el tema de la conversación. Esta breve nota le ayudará a justificar sus reclamaciones en caso de una eventual verificación.

5.    Su auto

Seamos claros, si usted utiliza su vehículo personal para hacer el trabajo y mantener a sus clientes contentos, entonces debe recibir una compensación por el millaje, la gasolina y el desgaste del vehículo. Cargue en su guantera un registro en el que anote las ocasiones en las que ha utilizado su auto para cuestiones de negocios. U opte por la forma digital y utilice una aplicación como MileIQ or TaxMileage, la cual conserva todo en su teléfono inteligente. Y si quiere simplemente evitarse dolores de cabeza, pregúntele a su contable cuáles son las reglas fiscales, ya que podría simplificar estos gastos utilizando un porcentaje del costo total como deducción.

6.    Mala deuda

Si tiene un cliente que no le ha pagado por los productos o servicios proporcionados, o si simplemente el pago está demasiado retrasado, hay un riesgo de que sus cuentas por cobrar se conviertan en una mala deuda. A pesar del nombre, las malas deudas no son todas «malas», ya que estas sumas de dinero se pueden deducir.

Pero a nadie le gusta tener malas deudas, de modo que si las quiere evitar a toda costa, considere recurrir al factoraje de sus cuentas por cobrar. Toda una revelación: este es un servicio que ofrecemos en Liquid Capital y hemos visto cómo esta estrategia ha dado muy buenos resultados para los clientes una y otra vez.

El factoraje significa que usted vende sus cuentas por cobrar a otra empresa, y esta se encarga de cobrarle a su cliente. Aun si usted no recoge el valor total de sus cuentas por cobrar, el trato resulta bastante benéfico, ya que tiene la certeza de que se le va a pagar. Así, su flujo de caja aumenta instantáneamente con dinero disponible. Además el costo del factoraje es totalmente deducible de impuestos.

7.    Deducciones por viajes

Dependiendo del tipo de negocio que tenga, es posible que usted pase buena parte de su tiempo y gaste una importante cantidad de dinero asistiendo a conferencias y reuniones con clientes, accionistas y proveedores. Todos los gastos de transporte y hospedaje que tenga mientras está viajando por negocios son deducibles. Lamentablemente, el transporte local normal no lo es, de modo que asistir a un evento fuera de la ciudad podría resultar benéfico.

8.    Publicidad

La publicidad y la promoción también pueden incluirse en las deducciones fiscales como «costo de actividades empresariales». Algunos empresarios se abstienen de hacer publicidad debido a que los altos costos reducen las ganancias, pero tenga en cuenta que estos gastos reducen al mismo tiempo su ingreso gravable. Además la recompensa de la publicidad adicional puede traducirse en ingresos futuros considerablemente mejores. Usted tendrá que determinar cuál es el justo equilibrio entre tener liquidez en mano e invertir en publicidad para lograr su crecimiento futuro.

En cualquier caso, es de gran importancia discutir siempre con su contador sobre todos los gastos y deducciones fiscales, ya que lo que es una deducción aceptable este año puede que cambie el próximo año.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *