Office space

Mayhew

 

Aumento del mobiliario en tiempos de crisis

Al igual que muchas empresas, Mayhew, una compañía líder en diseño de oficinas, fue víctima de la fuerte crisis financiera que afectó al mundo en el 2008 y durante los siguientes años. Por primera vez en sus 40 años de historia, iniciando en 1934, la tercera generación de una empresa de familia vio una abrupta y prolongada desaceleración de las ventas de sus productos de mobiliario de oficina, la cual ocasionó una reacción de cadena de circunstancias difíciles.

Primero, su relación bancaria antigua de cinco años se puso tensa, conduciendo por último al retiro de su línea de crédito bancaria de 5.5 millones de dólares. Segundo, las dificultades para obtener crédito de sus principales proveedores de mobiliario de oficina aumentaron, lo que terminó por conducir a una disputa jurídica.

A pesar de estos tropiezos, la compañía estaba determinada a recuperarse. Atravesó un proceso de reestructuración, esencialmente lanzando una nueva compañía — que se llamó también Mayhew —, como medida para cambiar de proveedores y, en últimas, reducir costos. También se dirigió a una compañía de financiamiento, firmó una hoja de plazos y condiciones y gastó $25.000 en honorarios jurídicos para remplazar su línea de crédito bancaria de 5.5 millones de dólares, en un intento por suspender el acuerdo con su banco. Sin embargo, después de dos meses de proceso, la compañía de financiamiento empezó a mostrarse reacia y la transacción se estancó.

En marzo de 2015, Mayhew había caído en lo que muchos considerarían como un abismo. Se encontraba en medio de una transferencia de activos y un proceso judicial. Una compañía de financiamiento había descontado un interés de seguridad, pero se rehusaba a proporcionar los fondos, y el banco quería recuperar su dinero.

Fue en ese momento que la dueña, Marcia Mayhew, decidió llamar a Liquid Capital.

«De boca en boca, conseguí el número de Liquid Capital. Nous conocimos, ellos miraron nuestras operaciones comerciales y conocieron a nuestro equipo. Parecían adecuarse bien y, lo más importante, entendían la necesidad de actuar rápido.» – Marcia Mayhew, directora y presidente de Mayhew

Respuesta rápida

Reconociendo la premura del tiempo, Liquid Capital inmediatamente elaboró una hoja de plazos y condiciones para un préstamo garantizado por activos de 5.5 millones de dólares que le permitiría a Mayhew sacar a su banco del juego y, simultáneamente, obtener el capital circulante necesario para continuar con las operaciones.

Una vez que el préstamo concedido fue aprobado por Mayhew, Liquid Capital se puso a trabajar y a hacer la debida diligencia para ponerla en marcha. Luego del paso de un ejército de abogados, incluyendo los que trabajaban en nombre de la nueva empresa Mayhew, la antigua empresa Mayhew, el accionista subyacente, Liquid Capital y el banco, el complejo trato se cerró en menos de 4 semanas, en junio de 2015.

A diferencia de los contratos de factoraje tradicionales, este acuerdo era completamente sin notificación; básicamente, para el mundo exterior era como un financiamiento común y corriente. Esto fue de vital importancia dada la naturaleza delicada de la reestructuración de Mayhew. La empresa quería conservar la mayor parte posible de sus relaciones con los clientes, y para transferirlos con éxito a sus nuevos proveedores, debía dar una impresión de solidez.

«Liquid Capital actuó con agilidad y logró adaptarse a nuestras necesidades en tiempos de cambios, transición, comienzo y expansión.» – Marcia Mayhew

Adelante y hacia arriba

Durante los dos años siguientes, Liquid Capital colaboró con Mayhew, facilitándole a la empresa la pasarela que necesitaba para llevar a cabo su reestructuración. En ese momento, Liquid Capital aportó más de 50 financiamientos y cerca de 40 millones de dólares en crédito revolvente, el cual le permitió a Mayhew cerrar las sucursales menos rentables, vender algunos de sus activos y conservar la relación con sus anteriores clientes.

Liquid Capital también le ayudó a Mayhew a establecer nuevas relaciones con los proveedores, luego de la reestructuración, gracias a que proporcionó alrededor de 40 cartas de garantía a dichos proveedores. Básicamente, estas cartas garantizaban que los proveedores recibirían sus pagos antes de entregar la mercancía en los depósitos. De este modo, se les dio a los proveedores de Mayhew la tranquilidad que tanto necesitaban.

Gracias a la ayuda de Liquid Capital, Mayhew se complace ahora en decir que sobrevivió al período más tumultuoso de su historia y que goza de ventas estables. Aunque la noticia es buena, también deja un sabor amargo, ya que la empresa obtuvo recientemente un financiamiento de un inversionista estratégico, lo cual se traduce en su separación de Liquid Capital.

«En este momento gozamos de un rendimiento tan positivo que ha llegado la hora de reducir nuestros costos de financiamiento, con el objetivo de pasar a un financiamiento convencional en los próximos seis u ocho meses.» – Marcia Mayhew

A pesar de que su relación está por terminar, Mayhew no dudará en recomendar Liquid Capital a cualquier empresa que esté en busca de ayuda financiera.

«Liquid Capital ha sido un excelente socio y amigo de confianza para Mayhew, en las buenas y en las malas,» afirma Mayhew. «A quien quiera que esté buscando financiamiento, le recomiendo buscar una firma que ofrezca flexibilidad y que comprenda realmente en qué dirección usted quiere llevar a su empresa. Usted no desea que le aten las manos y le impidan hacer negocios.»

«Liquid Capital ha sido un excelente socio y amigo de confianza para Mayhew, en las buenas y en las malas.» – Marcia Mayhew

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *