Una presentación retribuida con ventas futuras

El éxito de una presentación comienza con la primera frase. Pregúntese qué es lo más interesante para los asistentes. ¿Hay nuevas investigaciones o datos en su industria que pueden ayudarles a manejar sus negocios con mayor eficiencia? ¿Algún caso exitoso que se haya visto recientemente el cual pueda impactar su actitud frente una tecnología nueva en el mercado?

Los expertos de CustomShow, una plataforma de presentaciones de ventas, enfatizan el hecho de que capturar la atención del público con una introducción contundente permite abrir las mentes, lo cual le permite al presentador transmitir su mensaje completo de manera efectiva. Ellos aconsejan lo siguiente: «En general, no es buena idea memorizar un discurso completo. Sin embargo, es bueno memorizar las primeras 4 a 10 frases. Esto es crucial ya que le permite entrar en confianza y surcar esta ola a medida que la presentación avanza.» Para encontrar otras ideas, vea How To Start A Presentation Tips And Tricks – 22 Powerful Strategies (Trucos y sugerencias sobre cómo empezar una presentación – 22 estrategias poderosas) en su página web.

Asimismo, la mecánica misma de hablar marcará la diferencia en lo efectiva que sea su presentación. Su voz dice mucho acerca de su confianza y esta se reflejará, bien o mal, en la manera cómo usted se sienta con relación al tema. Por eso es importante hablar claramente y con seguridad.

En SkillsYouNeed.com, encontrará muchos trucos útiles para preparar su voz. Su manual sobre los aspectos de una charla efectiva (Aspects of Effective Speaking) propone ejercicios útiles sobre cómo acrecentar la facilidad para desarrollar una voz de charla, sobre el uso de la respiración para mejorar su voz y sobre cuatro aspectos importantes de la voz cuando se hacen presentaciones:

  1. Acentos
  2. Encontrar su voz
  3. El efecto de la respiración en la voz y el discurso
  4. Producción vocal

Un ejemplo de la importancia de la voz es la inflexión. Así, cuando una persona hace una pregunta, la última palabra de la frase sube de tono al final. Algunas veces, cuando un conferenciante se siente en terreno desconocido hablando de un tema o si la situación lo pone nervioso, adopta una cadencia en la que cada frase termina con una nota alta, que se trate o no de una pregunta. Esto da una impresión de inseguridad. Practique su presentación, grábela y escúchela para que pueda adoptar la inflexión adecuada. Las afirmaciones contundentes deben terminarse en un tono firme o más bajo. Asegúrese de hacer las variaciones adecuadas con su voz.

Por supuesto, el contenido es igualmente importante. Se le ha presentado una valiosa oportunidad de pararse frente a un público integrado por clientes prospectivos. Muéstreles lo mucho que usted valora su tiempo y la manera cómo pretende retribuirlos. Hable con propiedad sobre la industria en la que trabaja su público o sobre las necesidades de este. Comparta con ellos las tendencias importantes o cualquier información pertinente según sus necesidades.

Si bien es cierto que su charla puede incluir una explicación preparada de antemano de los servicios que ofrece su compañía, asegúrese de que la mayor parte de su presentación ofrezca información pormenorizada que sea útil como aprendizaje. De este modo, usted se ganará la confianza de su público y así, al finalizar la presentación, habrá dado el primer paso para hacer negocios.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *